¡ Mejoramos tu calidad de vida !

Epicondilitis: el dolor más común del codo

Entrada por Fisioterapia Goya en Fisioterapia Goya Madrid | 0 comentarios

A la hora de hablar de lesiones que afectan al brazo, esta es una de las más frecuentes. Concretamente la epicondilitis afecta al codo y es bastante probable que en algún momento de nuestra vida nos toque sufrirla, pese a que no hayamos jugado nunca al tenis.

¿Qué es la epicondilitis?

Es la tendinitis o tendinosis de uno o algunos de los músculos epicondíleos. Estos músculos recorren el dorso del antebrazo desde la muñeca al codo hasta anclarse en el epicóndilo, que es un saliente óseo que forma parte del hueso húmero. 

Epicodilo

¿Cómo saber si tengo epicondilitis?

El dolor habitual en la epicondilitis es en la zona externa del codo, en el epicóndilo y también en el recorrido de los extensores de la muñeca. Por lo tanto notaremos dolor agudo a la palpación de este saliente óseo. Y por también podemos sentir dolor e impotencia funcional en el recorrido de los extensores de muñeca al realizar gestos tales como llevarnos una botella de agua a la boca, sujetar una jarra llena de agua, abrir una puerta, desenroscar la tapa de un bote…

En el caso de sufrir dolores de este tipo es bueno acudir al fisioterapeuta antes de que la inflamación aumente, ya que sinó habrá una mayor degeneración de los tejidos y el tratamiento será más largo, quirúrgico en el peor de los casos.

dolor epicodilo

¿Posibles causas de la epicondilitis

Epicondilitis por desequilibrio muscular en la cadena anterior-posterior del brazo

Esta causa la situamos la primera porque a nivel mecánico es la más común. En el brazo tenemos una musculatura que discurre por la zona anterior y es habitualmente flexora y pronadora y otra por la zona posterior o dorso del brazo y es en su mayoría extensora. En este caso la musculatura que más usamos en el día a día- y por lo tanto es la más fuerte- es la musculatura flexora. La usamos más al comer, al trabajar, incluso cuando hacemos ejercicio tendemos a potenciar más la musculatura flexora del brazo. Mientras que los músculos que discurren por la zona posterior se usan en un porcentaje claramente menor. Esto provoca un desequilibrio entre la cadena anterior y posterior del brazo y un ejemplo claro lo observamos con los músculos bíceps(cadena anterior del brazo) y tríceps(cadena posterior del brazo). Estos dos músculos son antagonistas -tienen acciones contrarias, el bíceps es flexor del codo y el tríceps extensor- y no es común encontrar personas con el músculo tríceps más fuerte que el bíceps.

A donde queremos llegar con esta explicación es a entender que la cadena anterior tiene músculos fuertes y acostumbrados a la contracción, mientras que la posterior se encuentra en un estado de debilidad comparada con la anterior que va a generar irritabilidad en sus tejidos cuando hagamos esfuerzos prolongados con el brazo y provocará que sea esta parte posterior del brazo la que se lesione generalmente. La epicondilitis será consecuencia de este desequilibrio, pues los músculos extensores de la muñeca se anclan en el epicóndilo.

musculos extremidades superiores
Epicondilitis de origen cervical:

Una hipermovilidad en el segmento vertebral cervical C5-C6 es otra de las causas principales de la epicondilitis. Pues de esta zona salen nervios que pueden producir la irritación de la zona epicondílea o influir en la mala inervación de musculatura que nos acabe originando la epicondilitis a medio plazo. Un ejemplo de epicondilitis de origen cervical lo tendríamos cuando nos visita un paciente que es zurdo con una lesión en el brazo derecho y viceversa. Y también cuando el paciente tiene dolor en la zona sin necesidad de mover el brazo, aunque en este caso se puede deber a la excesiva inflamación por la falta de reposo en una epicondilitis de origen laboral o deportivo.

 

Epicondilitis de origen laboral o deportivo:

Debidas a una acción o gesto repetitivo que acaba produciendo la tendinitis. Es muy típica la epicondilitis en tenistas amateurs que comienzan y no tienen una técnica depurada. En profesionales, sólo cuando juegan muchos partidos seguidos y presentan un desequilibrio marcado en la cadena anterior-posterior del brazo.

 

Nota: muchas veces las epicondilitis mezclan todas las causas descritas o varias de ellas, por eso es muy importante hacer las preguntas y test adecuados al paciente.

Tratamiento de la epicondilitis según la causa

 Tratamiento para Epicondilitis por desequilibrio muscular del brazo

Va a consistir en quitar tensión de la musculatura más fuerte, en este caso de la musculatura de la cadena anterior, sobre todo de la flexora. Quitaremos tensión de bíceps y flexores de los dedos y muñeca con técnicas de estiramiento y masoterapia. Trabajaremos con estas técnicas también la musculatura pectoral y testaremos la articulación del hombro. Evaluaremos si es necesario alguna manipulación osteopática en las articulaciones del brazo. Es importante saber que en este caso NO realizaremos técnicas de estiramiento de los músculos epicondíleos -pues irritaríamos más la zona inflamada- ni tampoco los castigaremos demasiado con ninguna otra técnica. Basaremos el tratamiento en recuperar el equilibrio de las dos cadenas rebajando la tensión de la cadena flexora. Posteriormente, con la inflamación ya recuperada, sí podremos potenciar los músculos extensores paulatinamente.

 

Tratamiento para Epicondilitis de origen cervical:

Cuando encontramos una epicondilitis en la que, tras la anamnesis o examen deducimos que tiene origen cervical, el tratamiento será diferente al caso anterior. La causa principal será un desequilibrio de la columna a nivel cervical, sobre todo en el segmento C5-C6. En este tratamiento evaluaremos primero la postura global del paciente y realizaremos las técnicas fisioterápicas y osteopáticas correspondientes para normalizar pelvis, diafragma y zona torácica previo al trabajo en cervicales. Es muy común encontrar también en estos casos una situación de stress emocional del paciente por alguna circunstancia compleja que atraviesa, además de uno o varios problemas viscerales. Suele presentar algunos de estos síntomas: problemas digestivos, mal descanso, irritabilidad, mal humor, estado pseudodepresivo. Esto deberemos tenerlo en cuenta para tratarle con osteopatía visceral o derivarle dentro de nuestras posibilidades. Es importante no someter a mucho dolor durante el tratamiento a este tipo de pacientes. Por último trataremos cervicales y todo el recorrido del plexo cervico-braquial, para ayudar a normalizar el estado de los nervios, venas y arterias del brazo y solucionar el problema de la epicondilitis. Cabe destacar que son necesarias 3-5 sesiones para empezar a notar los resultados.

Epicodilo
Tratamiento para Epicondilitis de origen laboral o deportivo:

En este caso el paciente va a asociar claramente su lesión a un acto físico repetitivo por un deporte o trabajo. Pero lo más importante para el fisioterapeuta es averiguar si existe también alguna de las dos causas anteriormente descritas (desequilibrio de las cadenas musculares del brazo o problema cervical) y en base a lo que concluyamos, definir el tratamiento. A este tipo de paciente es complicado a veces “convencerle” de que su tratamiento sea otro diferente a trabajar con masaje y estiramiento sólo la zona que le duele, pero debemos insistir en los otros tratamientos si concluímos que la causa principal es la cervical o el desequilibrio de las cadenas musculares del brazo. Si el caso fuera de causa puramente inflamatoria por el ejercicio deportivo o laboral, el reposo de la actividad es casi obligatorio en la fase inicial del tratamiento y se trabajará de forma más directa la musculatura epicondílea en comparación con los casos anteriores.

Conclusión: El éxito del tratamiento será directamente proporcional al acierto en el diagnóstico.

En esta entrada os hemos contamos todo lo que como paciente debes saber acerca de la epicondilitis.

Si necesitas más información o quieres reservar una cita para que realicemos un diagnóstico, no dudes en contactarnos.

¡Gracias por leernos!

Tags: , ,

Publicar una Respuesta

Su dirección de Email no será publicada.

Puedes usar etíquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

− 1 = 8

Fisioterapia Goya - Madrid

Fisioterapia Goya, clínica de fisioterapia en pleno centro de Madrid en el Barrio de Salamanca. Intentamos imprimir en nuestras sesiones la mayor profesionalidad y trato humano posible, ofreciendo tratamientos de fisioterapia, osteopatía y pilates.

VER SERVICIOS

Síguenos en Google +